Tulipomanía ▷ Qué Pasó y qué podemos Aprender

Hay gente que piensa que las burbujas son cosa del presente, culpa de nuestra avaricia o del sistema monetario actual, pero en el siglo XVII éstas ya existían, y el ejemplo más claro y conocido es la famosa burbuja del tulipán, la tulipomanía.

Como dijo Warren Buffet, “La historia nos enseña que no aprendemos de la historia”, y eso es lo que veremos en este artículo.

Burbuja tras burbuja, el ser humano no tropieza dos veces con la misma piedra, sino que lo hace muchas más.

Siempre viviremos burbujas, por lo que es fundamental aprender de ellas.

Un ejemplo reciente podrían ser los bitcoins.

La tulipomanía – Qué pasó

 

A principios del siglo XVII se extendió en Holanda una fiebre loca por los tulipanes.

Éstos, una flor bonita y con variantes muy raras, empezaron a subir de precio de una manera descontrolada en la década de los años veinte, formando así una de las primeras burbujas conocidas, la tulipomanía.

Veamos algunos ejemplos para ver realmente el alcance de la situación.

En 1623 un único bulbo de tulipán podía costarle a alguien 1.000 florines, su sueldo medio de 6 años, mientras que en 1635 se vendieron 40 bulbos por 100.000 florines (1 cerdo costaba 30 florines).

Incluso se tienen registros de gente que cambió su casa por un bulbo de tulipán, pensando que éstos seguirían subiendo de precio y que al final podrían cambiarlos por más todavía.

Como en toda burbuja, se entró en una espiral de locura y especulación en la que la gente fue cegada por la codicia y se olvidó de su sentido común, llegando a ofrecer barbaridades por algo cuyo valor era prácticamente 0.

tulipomania

Finalmente, en 1637 la locura de la tulipomanía llegó a su fin, estallando la burbuja y pasando los tulipanes a valer prácticamente 0, provocando bancarrotas por todo el país y haciendo quebrar la economía holandesa.

Gráfica que representa la evolución del precio del tulipán entre 1636 y 1637, extraída de la wikipedia.

burbuja-tulipan

 

Qué podemos aprender de la tulipomanía

 

Un pensamiento típico al leer que alguien cambió su casa por un tulipán es que el tipo estaba loco, pero en ese momento seguro que no le pareció una decisión estúpida.

Como en toda burbuja, parecía que los tulipanes no pararían de subir y subir, y el que no compraba era tonto y estaba perdiendo una oportunidad histórica.

Desgraciadamente, la historia se repite continuamente y cuando pasan los años nos olvidamos del pasado, pensando siempre que somos más listos que nuestros antepasados.

Veamos algunos ejemplos destacados de entre los muchos que hay:

 

Terra y la burbuja punto com

burbuja-puntocom

Burbuja inmobiliaria en España

burbuja-inmobiliaria

Si observamos todas las imágenes se aprecia un indiscutible patrón, en el que se ve como el precio de algo, ya sea tulipanes, acciones o inmuebles, sube rápidamente y después de un cierto periodo de tiempo baja para valer lo mismo que valía antes de iniciarse la subida, haciendo ganar dinero a los que venden a tiempo pero haciendo perder mucho a los que no lo hacen.

Pasó con la tulipomanía y ha vuelto a pasar muchas más veces.

Y, 100% seguro, volverá a pasar.

 

¿Cómo evitar la próxima burbuja?

 

No sabemos donde, pero sin duda en los próximos años tendrá lugar otra burbuja, por que, como vemos, la historia se repite.

No podemos hacer nada para evitarla, ya que depende de muchísimos factores, lo único que podemos hacer es intentar aprender para que no nos pille a nosotros, y actuar siempre con sentido común.

Recuerda siempre que no es lo mismo lo que cuesta una cosa que lo que vale, por lo que por mucho que alguien compre algo por x dinero, eso no implica que el precio esté justificado.

En la tulipomanía se perdió el sentido común, como en todas las burbujas.

Cuando la gente compraba Terra en el 2000 no lo hacía porque fuera una gran empresa, lo hacía porque el vecino la había comprado a 10 y vendido a 20, a 30 o a 40.

Cuando los pisos empezaron a subir eras tonto si no comprabas, ya que subían siempre y era una apuesta segura.

Al final, como todas las burbujas, estalló, quedando claro que nada sube sin parar de una manera tan exagerada y por desgracia arruinando a mucha gente que se había endeudado para comprar más y más.

En el futuro, habrá algo que empiece a subir y de lo que te venga a hablar tu vecino.

En ese momento, analiza la situación antes de actuar y piensa en si realmente lo que te ofrecen vale lo que te piden.

➤➤ Como curiosidad, publiqué este artículo por primera vez en junio de 2015. Ahora lo estoy actualizando, estando ya a finales de 2019, prácticamente 2020.

Cuando escribí el artículo los bitcoins costaban menos de 300 euros.

En 2018 llegaron hasta 20.000€, para después bajar hasta los 6000 y pico en los que están ahora.

¿Recuerdas que se decía de los bitcoins cuando estaban a 20.000€?

Sin duda, otra burbuja, las criptomonedas.

Que el mundo se vuelva loco no justifica que todos nos volvamos locos con él.

¿Cuál crees que será la siguiente burbuja que nos encontremos? ¿Aprenderemos de nuestros errores? Coméntalo 😉

Aquí te dejo un documental del canal historia sobre la tulipomanía por si te interesa el asunto 😉

Si te ha parecido un artículo interesante y digno de ser leído, por favor compártelo en las redes sociales para difundirlo 🙂

¿Quieres invertir tu dinero pero no sabes cómo empezar?
*más de 1250 descargas en los últimos días

SOBRE MI

8 comentarios en «Tulipomanía ▷ Qué Pasó y qué podemos Aprender»

  1. Por lo visto, la única burbuja que nunca estallará es la de la estupidez humana ya que siempre crece y crece y sigue creciendo.
    Impresionante lo de los tulipanes y otros muchos ejemplos.
    Por tanto, un simple consejo o un consejo simple (el orden de los factores a veces si que varia el producto): cuidado con el enriquecimiento desorbitado (preferentes, pagares rumasa, etc etc)

    Responder
  2. jajaja muy bueno Pere, ¡cuanta razón! Lo único que nos queda es intentar no caer en la estupidez general y librarnos de la siguiente 🙂
    Saludos

    Responder
  3. En parte tengo ganas de que llegue la próxima burbuja (solo en parte 😛 ) porque todavía no he vivido ninguna y quiero ver como respondo y como actúo. Como se comenta, la próxima burbuja puede ser debido a la renta fija y los tipos de interés actuales, pero ya se verá. Lo que está claro es que llegará y la historia se repetirá.
    Por suerte, cuando llegue seguro que entre nosotros nos ayudamos para actuar de la mejor manera posible 🙂

    Responder
  4. Exactamente, como dice Pere, la única que no estalla es la estupidez humana.

    Yo creo que la próxima burbuja será bursatil, y va a pegar un petardazo bueno. Lo que tenemos que hacer es analisis fundamental de la empresa y olvidarse del resto. Precio es lo que pagas y valor lo que recibes.

    Por lo que, sentido común, analizar la empresa desde dentro y compras temporales. No fiarte del tio del banco y aprender uno mismo a poder valorar nuestros movimientos.

    Un saludo

    Responder
  5. Correcto. De hecho, estas burbujas aydaun tanto al gurfa-farsante como al engaf1ado. El gurfa farsante suele ser alguien que, no habiendo encontrado su camino profesional mediante las vedas ordinarias, ve la luz y se da cuenta de que tiene un mensaje que debe hacer llegar a la gente. Ased, su engaf1o es de hecho, un auto-engaf1o. El cliente del gurfa, es alguien inseguro que necesita oedr algo que le ayude a seguir adelante. El problema es que al cabo de un tiempo, los clientes descubren que el saber del gurfa no sirve para realmente ser feliz o mejorar profesionalmente, volviendo a la desesperacif3n, con un sentimiento de culpa af1adido. El gurfa, tambie9n, desesperado, no entiende porque9 sus clientes le abandonan y sube al monte a buscar la siguiente iluminacif3n. Luego, baja y vuelve a empezar, vendiendo la nueva gran idea.Es un ciclo bastante triste y lamentable.

    Responder

Deja un comentario

¿Quieres invertir tu dinero pero no sabes cómo empezar?

GRATIS

* más de 1250 descargas en los 

últimos días

Más de 15.500 personas lo han descargado

Responsable: Marc Frau Suau - Finalidad: Enviarte información de interés y mi newsletter - Legitimación: Tu consentimiento - Destinatarios: Tus datos los guarda ActiveCampaign, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. - Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Simplemente pregúntame.

ESTÁS A UN PASO DE CONSEGUIR

LOS 3 SECRETOS

Escribe abajo tus datos y recibirás el email

con el vídeo y sus secretos