Hoy no pensaba escribir, pero me he despertado con una noticia “fantástica” en mi bandeja de entrada, no puedo estar más contento y tengo que compartirlo contigo.

Sí, después de una larga espera y mucha emoción el día ha llegado…

Por fin me han pre-concedido un préstamo personal para poderme ir de vacaciones o para comprar una tele que ni quepa en mi salón.

Claro, no ahorro y tengo la cuenta a 0, pero si puedo pagar a plazos me cambio de tele a la de ya… ¡Total, solo terminaré pagando el doble!

¡Y además lo puedo pagar en comodísimas cuotas mensuales!

préstamo personal

No, ahora en serio, ha sido ver el correo con el préstamo pre-concedido que recibo cada poco tiempo y no he podido más.

Los préstamos personales, mini-créditos sin preguntas y pagar las cosas a plazo destruyen la economía de muchas familias, y si con este artículo evito que una sola persona suicide su economía doméstica ya me daré por satisfecho.

Aunque, realmente, todo podría resumirse en una sencilla frase.

Una frase que nuestros abuelos tenían grabada en la cabeza, pero que día a día el mundo en el que vivimos y las agencias de marketing nos van borrando de la mente.

AHORA MISMO NO ME LO PUEDO PERMITIR.

Tienes que asumirlo, siempre habrá cosas que no te puedas permitir.

Y si no te las puedes permitir, simplemente no las compres. No te mientas a ti mismo, pensando que si lo pagas a plazos puedes tenerlo, porque eso hará que en el futuro no puedas tener otras cosas.

Ese es el camino a ser feliz realmente, aceptar que hay cosas que nunca tendrás. Pero, es que realmente no necesitas todo eso para ser feliz.

El gran peligro de pagar a plazos

 

Imagino que a final de mes te pagan, como a la mayoría.

Con ese sueldo, luego, eliges que hacer. Supongo que lo dividirás en las siguientes categorías:

  • Gastos fijos.

Aquí incluirás hipoteca, préstamos, deudas, colegio de los niños, internet y móvil, gimnasio, etc.

  • Gastos variables.

Aquí incluirás salir a comer fuera, viajes, ir al cine, reparaciones e imprevistos, etc.

  • Ahorro.

Si estás leyendo esta web imagino que te interesan la independencia financiera y, en resumen, la libertad y dejar de ser esclavo del trabajo.

Por tanto, una parte de tu sueldo irá sí o sí al ahorro y a la inversión.

El camino hacia la estabilidad económica primero, la tranquilidad económica después y finalmente la independencia financiera es sencillo.

Baja al mínimo tus gastos (siempre disfrutando y no viviendo mal, por supuesto), tanto fijos como variables, e invierte para generar ingresos pasivos a largo plazo.

Los gastos variables son fácilmente controlables, siempre puedes ajustarlos en función de tu situación.

El problema son los gastos fijos, y de esos la sociedad en general tiene cada vez más.

Y hay un tipo de gastos fijos en concreto que son la muerte para cualquiera, las cuotas de cosas compradas a plazos.

Seamos sinceros, hay gente que no tiene 1.000€ en el banco.

Es una lástima, pero ya sea por malos hábitos de ahorro o por mala suerte en el mundo laboral o personal hay mucha gente sin dinero a fin de mes.

préstamos personales

Pero, y lo siento, si no tienes dinero en el banco NO te compres cosas innecesarias.

NO compres una tele a plazos, por mucho que solo pagues 20€ al mes.

Si no has sido capaz de ahorrar hasta ahora esos 500€ que vale la tele, no te la puedes permitir, por mucho que los plazos sean de 20€.

Cada cosa que compras a plazos es otro gasto fijo que se suma a tu columna de gastos, otro gasto que te impedirá ahorrar los próximos años.

Y así, nunca llegarás a tener más de 4 cifras en tu cuenta corriente. Siempre serás un esclavo.

Pagar a plazos es el cáncer de la sociedad consumista, y debes evitarlo a toda costa.

Sin darte cuenta, una buena parte de tu sueldo se te estará yendo el día 1 del mes por culpa de tus cuotas y plazos.

Y eso es suponiendo que el hecho de pagar a plazos no implique intereses, porque sino ya estaríamos hablando de un préstamo personal y eso ya sí que acabará contigo al 100%.

De hecho, eso es lo que ha estado haciendo España estos años. Y ahora tenemos una deuda del 100% del PIB de la que a ver como salimos…

“Soy publicista: eso es, contamino tu mundo. Soy el tipo que te vende mierda y que te hace soñar con cosas que nunca tendrás. Siempre hay alguna novedad para lograr que lo anterior envejezca. En mi profesión nadie desea tu felicidad, pues la gente feliz no consume. La infelicidad es lo que estimula el comercio. Para crear necesidades, resulta imprescindible fomentar la envidia, la insaciabilidad y el dolor. Esas son mis armas, y tú eres mi blanco.”. (Frédéric Beigbeder, escritor y expublicista).

Cuánto te cuesta algo comprado con un préstamo personal

 

Me lío, y aun no te he hablado del préstamo personal que me han pre-concedido.

Y eso que, siendo sinceros, las condiciones del préstamo no son malas.

El problema no es ese, el problema es que día a día nos incitan a comprar cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos, y eso hace que nos hundamos cada vez más.

¿Y por qué lo hacen?

Sencillo, porque da dinero… Mucho dinero.

En la propuesta de préstamo personal que me hacen se incluye un ejemplo, en el que me indican que si pido 10.000€ a 5 años tendré que pagar cuotas de 193,10€ y una cantidad total de 11.586€

La TAE es de 6,11%, algo que convierte este préstamo en prácticamente de lo mejor del mercado.

Si en los últimos 5 años no he sido capaz de ahorrar 10.000€, ¿cómo voy a ser capaz en los próximos 5 de devolver 11.586€?

¿No tendría mucho más sentido ahorrar para comprar en el futuro y evitar los intereses en lugar de comprar y pagar después mucho más de lo necesario?

¿Y con un préstamo rápido/mini-crédito sin preguntas?

 

pagar a plazos

He añadido este apartado porque, como te he dicho antes, el préstamo personal que me han ofrecido es de un banco y las condiciones son excelentes.

Pero, por desgracia, la gente que realmente necesita dinero no suele poder acceder a esas condiciones.

Para eso tienes a los que realmente te sacan todo el jugo y te dejan en la absoluta ruina.

Para eso tienes los préstamos personales rápidos de empresas online que no pueden ponértelo más fácil.

Por ejemplo, he encontrado uno de una empresa que me ofreció dinero a cambio de escribir en el blog (algo a lo que por supuesto dije que no, ya que no pienso promocionar cosas de este estilo).

Esta empresa te ofrece un ejemplo con un préstamo de 1.380€ a devolver en 5 años.

¿Estás preparado para alucinar?

La cuota mensual será de 59,45€, algo que cualquiera podría permitirse. No tienes 1.380€, pero 60€ al mes seguro que puedes pagar, te dirán…

La TAE es del 63,39% si tus circunstancias son buenas, aunque dejan claro que es el mínimo y podría subir hasta el 137%.

El capital total que vas a pagar tras los 5 años, habiendo pedido 1.380€, ¡será de 3.646,97€!

Vas a pagar casi el triple de lo que te han dejado, es de escándalo.

La base de todo, la planificación financiera

 

Si no tienes dinero y necesitas dinero estarás pensando, ya… Pero yo no puedo esperar y lo necesito ahora Marc.

Y tienes razón. Si se te rompe la nevera necesitarás otra, es difícil vivir sin nevera.

Mucha gente no suele pensar a largo plazo, queda demasiado lejos. Pero el largo plazo siempre llega.

El camino a seguir es planificar tu futuro, no ir resolviendo las crisis a medida que van llegando.

Primero, crea un buen colchón de seguridad.

Ahorra, aunque tengas que hacer un esfuerzo para ello, y así en el futuro estarás preparado para afrontar cualquier imprevisto sin necesidad de pedir un préstamo personal.

Segundo, planifica según tus objetivos. Por ejemplo, todos necesitamos un coche.

Si tu sabes que a tu coche le quedan unos 5 años de vida tienes dos opciones, no hacer nada y cuando se rompa comprar otro a crédito, o empezar a ahorrar para tener el dinero necesario para comprar el coche en el futuro sin endeudarte.

Total, el coche lo vas a pagar igual. La diferencia es que si planificas pagarás mucho menos por ese mismo coche que si lo compras a plazos.

Tercero, invierte a largo plazo para que el dinero trabaje para ti.

Si solo miras a corto plazo, nunca ganarás dinero sin tener que trabajar, algo que si que podrás conseguir invirtiendo a largo plazo y pensando en el futuro.

Si estás metido en la espiral de comprar cosas a plazo y de pedir préstamos personales cada dos por tres es difícil salir de ella, pero merece mucho la pena.

Si no tienes dinero para comprar algo, no lo compres, y nunca mires cuánto te costará algo en cuotas mensuales, siempre mirando el precio final.

Responsable: Marc Frau Suau - Finalidad: Enviarte información de interés y mi newsletter - Legitimación: Tu consentimiento - Destinatarios: Tus datos los guarda ActiveCampaign, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. - Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Simplemente pregúntame.

¿Quieres invertir tu dinero pero no sabes cómo empezar?

Te REGALO un minicurso de 5 Lecciones

Qué puedes conseguir invirtiendo

Cómo invierto yo y qué te aconsejo a ti

Cuánto puedes ganar

2 Factores a tener en cuenta si o si

La forma más fácil de empezar