En este artículo voy a hablarte de la ley de atracción, algo más “filosófico” de lo habitual para el blog, pero igualmente interesante.

No solo voy a contarte qué es la ley de atracción y cómo aplicarla, sino que también voy a contarte cómo la aplico en mi vida y por qué creo que, salvando las distancias, funciona y tiene sentido.

La ley de la atracción puede aplicarse a todo, ya sea dinero o cualquier otra cosa en la vida.

Por ello, creo que encaja perfectamente en mis temas habituales, aunque no sea tan directo como hablar de invertir dinero, por ejemplo.

 

Qué es la ley de atracción

 

La ley de atracción se define de muchas formas, algunas más lógicas y algunas más espirituales.

Los hay que dirán que las personas somos imanes, y que por tanto atraemos a nuestra vida lo que pensamos.

La teoría es que puedes atraer lo que pienses y pidas al universo, ya sea amor, dinero o cualquier otra cosa.

Con tu energía, tus pensamientos y tus creencias puedes satisfacer todos tus deseos y sueños. Incluso ser feliz, tener éxito y abundancia.

Dicho esto, nada es tan fácil, obviamente.

Con el simple hecho de pensar y sentir que mereces un ferrari y mucha riqueza no conseguirás nada, al menos sin esforzarte para lograrlo.

De hecho, la ley de atracción no tiene base científica, y podría considerarse pseudociencia.

ley de atraccion

 

¿Realmente funciona la ley de atracción?

 

En mi opinión, la ley de atracción funciona, pero con matices.

Como he dicho, por mucho que tus palabras y pensamientos sean positivos y te pases el día pensando que tendrás 1 millón de euros, no conseguirás nada si no pasas a la acción.

Pero, está claro que nuestras creencias y pensamientos marcan nuestros resultados, al menos a largo plazo.

Alguien que piense que todo le sale mal, por ejemplo, se centrará siempre en todo lo negativo que le pasa, y terminará atrayendo más cosas negativas.

O quizá no atraiga más cosas negativas que el resto, pero se fijará más en ellas, y por tanto les dará más importancia que a las positivas, algo que sin duda marcará su vida.

Alguien que piense que su trabajo es horrible y no haga nada para cambiarlo seguirá estancado ahí mucho tiempo, probablemente siendo infeliz.

Alguien que piense que su trabajo es horrible y haga algo para cambiarlo, en cambio, probablemente encuentre una solución a su problema.

No es cuestión de mirarse al espejo cada día y afirmar en voz alta que encontrará un trabajo mejor, es cuestión de tener la actitud y predisposición de encontrar algo mejor.

Por ejemplo, podrías tener deudas ahora mismo.

Si no haces nada ni te esfuerzas por ello, seguramente seguirás igual.

Pero, por el simple hecho de intentar aplicar la ley de atracción y tener la mentalidad adecuada para cambiarlo, puedes encontrar algo que te ayude a eliminarlas.

Igual encuentras un artículo sobre cómo eliminar deudas, o otro sobre reunificar deuda.

Esos artículos están ahí, pero solo los aprovecharás si estás dispuesto a ello.

 

Cómo aplico la ley de atracción en mi vida

 

Cuando empecé a trabajar de profesor, hace ya 6 años, me di cuenta de que no quería trabajar toda la vida.

Ni de profesor ni de otra cosa.

Mi mentalidad cambió, y ese fue el primer paso. Pero con eso no cambia nada, después toca pasar a la acción.

Empecé a investigar y a formarme, y poco a poco fui encontrando alternativas, como la libertad financiera.

Ahora, puedo decir que mi vida ha cambiado, y sin duda ha sido gracias a ese cambio de mentalidad, a ese cambio en mis pensamientos.

Está claro que un simple cambio de mentalidad no hace mucho, pero es el primer paso, y es imprescindible.

Si mis emociones y pensamientos se hubieran centrado simplemente en la parte negativa del trabajo, sin buscar alternativas, no hubiera conseguido nada.

En ese sentido, creo que la ley de atracción es fundamental.

Si no estás abierto a encontrar alternativas y a mejorar tu vida, será prácticamente imposible que lo consigas.

Un emprendedor, por ejemplo, ve negocios donde otros ven problemas.

La situación es la misma, lo único que cambia es la mentalidad y la predisposición de la persona, y eso es lo que hace que actúe de una forma u otra.

Me encantó el enfoque del libro Los secretos de la mente millonaria respecto a este tema.

Según el autor, tus pensamientos marcan tus sentimientos, tus sentimientos marcan tus acciones, y finalmente tus acciones marcan tus resultados.

Por tanto, aunque con muchos pasos por el camino, tus pensamientos definen tus resultados.

Por ejemplo, hablando de dinero, podríamos llegar a la misma conclusión.

Alguien que no valore el dinero y que piense que siempre será pobre estará aplicando la ley de atracción en su contra, ya que debido a sus pensamientos nunca llegará a acumular dinero.

Le será difícil ahorrar porque gastará en cualquier cosa, y si en alguna ocasión lo logra seguramente le saldrá algún gasto “inevitable” que le devolverá a la casilla inicial.

Personalmente, valoro mucho el dinero y creo que es algo muy importante, y por ello lo cuido e intento no malgastarlo.

Mis creencias y emociones sobre el dinero hacen que “lo atraiga”, ya que no lo derrocho y me esfuerzo por hacer que trabaje para mi.

A esto se le puede llamar ley de atracción o cualquier otra cosa, pero personalmente creo que es innegable.

 

¿Y las afirmaciones?

 

A mi las afirmaciones nunca me han interesado demasiado, y tampoco creo que funcionen por si solas.

Las afirmaciones consisten básicamente en repetir frases diseñadas para cambiar tu mentalidad.

Algunos ejemplos de afirmaciones serían:

  • El mundo está lleno de abundancia.
  • El dinero viene a mi como un imán.
  • Soy un imán que atrae felicidad, amor, salud y todo lo que quiero.
  • Tendré un ferrari en 2 años.

Aunque, como dijo Goebbels, “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, creo que este tipo de frases pueden funcionarle a algunos, pero en mi opinión el simple hecho de repetir algo muchas veces no hace que te lo creas más.

Cambiar de mentalidad implica mucho más que repetir frases muchas veces, aunque seguro que para algunos puede funcionar.

Yo no hago afirmaciones, básicamente porque no van conmigo y en mi caso no me sirven.

Puedes afirmar que tendrás un ferrari en 2 años, pero eso por si solo no hará nada.

Ahora bien, si al repetir eso 1000 veces empiezas a actuar para lograrlo, entonces podrás conseguirlo.

Cuando descubrí la posibilidad de vivir sin trabajar mi mentalidad cambió al instante, y desde ese día asumí que lo lograría.

No lo afirmé 100 veces ni nada por el estilo, pero mi forma de ver la vida, el trabajo y el dinero cambió, y a raíz de eso cambiaron mis acciones respecto a ello.

Y eso es lo que ha traído resultados. Será la ley de atracción o no, pero sin duda funciona.

 

Cómo aplicar la ley de la atracción

 

La verdad, no creo que haya un secreto o una receta mágica universal, porque cada persona es diferente.

Pero bueno, voy a dar mi visión sobre cómo aplicar la ley de atracción, aunque sea a grandes rasgos.

Algunas cosas te funcionarán y algunas no, pero eso no es un problema.

Lo importante es probar cosas, tanto con la ley de atracción como con cualquier otra cosa, y adaptarlas a tu estilo y a lo que a ti te funciona.

como aplicar la ley de atraccion

 

  • #1. Ten claro qué quieres conseguir y qué es importante para ti.

Este es el primer paso, y es que no todo el mundo quiere lo mismo.

Algunos querrán un ferrari, otros querrán encontrar amor y otros querrán simplemente ser felices.

No vas a conseguir nada que no quieras realmente, y en caso de conseguirlo probablemente no te aporte nada.

Por tanto, el primer paso es saber qué quieres y por qué lo quieres.

 

  • #2. Analiza tus pensamientos y creencias actuales.

Respecto a lo que quieres conseguir, ¿vas por buen camino?

¿Estás cerca de lograrlo, o parece imposible?

Es fundamental tener claro como estás en relación a tu objetivo, y también tener claras tus creencias sobre ello.

Si quieres ser rico, pero en el fondo piensas que todos los ricos son malas personas, es probable que no lo consigas nunca, porque te auto sabotearás.

 

  • #3. Planifica los pasos que debes realizar para lograrlo.

Como he dicho, la ley de atracción por si sola no funciona, ya que pensar algo y no actuar para lograrlo no te lleva muy lejos.

Una vez tengas claro lo que quieres conseguir en tu vida, debes trazar un plan para acercarte a ello.

Si cuando descubrí la independencia financiera hubiera seguido con mi vida exactamente igual no estaría más cerca de ella, por mucho que repitiera afirmaciones sobre ello.

Cuando la descubrí me formé, aprendí, y planeé.

Empecé a ahorrar con un objetivo, y empecé a invertir mi dinero para hacer que éste trabajara para mi.

También me centré en ganar dinero extra y crear ingresos pasivos, para así acelerar el proceso.

Todo esto es fundamental para que la ley de atracción funcione, pero también lo son los pasos anteriores, ya que si no tuviera claro que quiero alcanzar la independencia financiera sería imposible conseguirla.

 

3 pasos, simplemente, pero no tan sencillos de aplicar, como todos sabemos.

Hasta aquí mi reflexión sobre la ley de la atracción, espero que te haya parecido interesante.

Y tú, ¿crees en la ley de atracción? ¿Cómo la aplicas?

 

Responsable: Marc Frau Suau - Finalidad: Enviarte información de interés y mi newsletter - Legitimación: Tu consentimiento - Destinatarios: Tus datos los guarda ActiveCampaign, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. - Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Simplemente pregúntame.

¿Quieres invertir tu dinero pero no sabes cómo empezar?
 
 

*más de 1250 descargas en los últimos días

GRATIS