Quizá sea una de las preguntas que más recibo, sobretodo cuando alguien descubre la independencia financiera y no sabe muy bien cómo empezar o qué hacer.

¿Es realmente la independencia financiera para mi?

Por ello, hoy quiero responderte a la pregunta del título, ¿es la independencia financiera para todo el mundo?

¿O realmente solo pueden alcanzarla unos pocos privilegiados?

También te pido que dejes tu opinión en los comentarios respondiendo a la pregunta, y dando tu visión sobre el tema.

Ya te adelanto, que mi opinión es que la respuesta es un claro NO.

La independencia financiera no es para todo el mundo, porque hay casos en los que es sencillamente imposible.

 

Los 2 factores clave para alcanzar la independencia financiera

 

Hay 2 factores que en mi opinión son clave para alcanzar la independencia financiera, el tiempo que tengas por delante y el % de tu sueldo que gastes.

El tiempo es clave para dejar que el interés compuesto actúe en tu favor, y eso lo consigues ahorrando e invirtiendo ese ahorro durante años y años.

Por ejemplo, alguien que invierta 300€ al mes y obtenga un 7% anual sobre su dinero, la media histórica de la bolsa en los últimos 200 años, obtendrá los siguientes resultados:

  • En 25 años, habrá invertido 90.000€ y tendrá 240.000€
  • En 30 años, habrá invertido 108.000€ y tendrá 360.000€
  • En 40 años habrá invertido 144.000€ y tendrá 770.000€

Se aprecia claramente la importancia del paso del tiempo, ya que cuánto más tiempo tengas por delante para aprovechar el interés compuesto más crecerá tu dinero sin que tengas que ser tu quien lo ahorre.

Por supuesto, invertir tu dinero será fundamental durante todo ese tiempo, ya que sin invertir es prácticamente imposible alcanzar la independencia financiera.

Puedes optar por aprender tu mismo, o por dejar que otro lo haga por ti.

El otro factor clave es el % de tu sueldo que gastes, ya que eso influye en dos aspectos.

Influye en la cantidad de dinero que puedas ahorrar cada mes, por supuesto algo fundamental, pero también influye en el dinero que necesitarás para considerarte independiente financiero y dejar de trabajar.

Imagina 2 personas que ahorran 500€ de su sueldo.

Una ahorra el 50% y una el 20%, por lo que la primera gasta 500€ al mes y la segunda gasta 2.500€.

Alguien que necesita solo 500€ al mes podrá dejar de trabajar cuando tenga unos 150.000€, mientras que alguien que necesite 2.500€ al mes necesitará 750.000€ – Regla del 4%.

Por supuesto, existen muchos otros factores y claves para alcanzar la libertad financiera, pero creo que estos dos son los más importantes con diferencia.

 

Para quién SÍ es la Independencia Financiera

 

Teniendo en cuenta los dos factores anteriores, la independencia financiera es alcanzable para casi cualquier persona joven.

Es cierto que los sueldos de mucha gente son muy bajos, y es cierto que vivimos en una sociedad consumista que no fomenta el ahorro y la inversión, pero eso no deberían ser barreras insuperables para alguien que realmente quiera alcanzar la independencia financiera.

El camino es “sencillo”.

Ahorra dinero mes a mes, invierte ese ahorro a largo plazo, y ten paciencia.

Si tu sueldo es bajo, busca la forma de aumentarlo. Transforma tus hobbies en fuentes de ingresos extra y busca la forma de hacer que tus ingresos mensuales crezcan, para así poder ahorrar más.

Lee, fórmate, aprende continuamente y mejora tus habilidades, y es posible que tus ingresos crezcan de la mano con esa mejora.

 

¿Y qué significa exactamente joven?

Cada vez nos jubilamos más tarde, por lo que quizá pondría la barrera en los 40 años, aunque depende muchísimo del sueldo, capacidad de ahorro, dinero que ya se tenga en el banco, etc.

Alguien que descubra la independencia financiera con 50 años podría alcanzarla perfectamente, siempre que haya llevado una vida de ahorro.

Alguien con 60 años y una segunda residencia podría venderla y alcanzar la independencia financiera al instante invirtiendo ese dinero, o quizá alquilarla y reducir sus gastos logrando lo mismo.

Está claro que la respuesta a la pregunta para quién es la independencia financiera es subjetiva, y depende de muchísimas circunstancias, pero en mi opinión es mucho más alcanzable de lo que puede parecer.

 

Para quién NO es la independencia financiera

 

La independencia financiera es prácticamente imposible para alguien que ya esté cerca de su edad de jubilación y que no haya ahorrado e invertido hasta ahora.

Alguien que tenga 50 años y 5.000€ en el banco, por ejemplo, no podrá alcanzar la independencia financiera.

Simplemente, el tiempo que le queda para jubilarse no es suficiente como para que actúe el interés compuesto.

También será imposible para cualquier persona que no ahorre dinero mes a mes, tenga la edad que tenga.

Hay mucha gente inmersa en la carrera de la rata que no ve más allá, y que simplemente rechaza la idea de que la independencia financiera sea posible.

Por desgracia, si no la ves como algo posible no la perseguirás, y es algo que nunca te llegará por casualidad.

Por tanto, la libertad financiera no es para alguien que no la persiga, y tampoco es para alguien que ya esté demasiado cerca de la edad de jubilación.

 

Entonces, ¿Qué puede hacer alguien que no llegará a la IF?

 

Eso si, hay algo fundamental y que siempre intento transmitir cuando alguien me pregunta si la independencia financiera es posible en su caso.

Da igual que sea posible o no, eso no debería impedirte tratar bien tu dinero e intentar siempre mejorar tu situación económica.

Quizá ya tengas 50 años y acabes de empezar, pero eso no debe desanimarte y hacer que no hagas nada.

Ahorra (hay apps como goin, por ejemplo, que te lo ponen muy fácil), invierte, lee, aprende y mejora tu relación con el dinero, y es 100% seguro que en el futuro tendrás más dinero que ahora y estarás mejor económicamente.

Quizá no llegues a la libertad financiera, pero quizá tengas un colchón para afrontar la jubilación, o un ingreso extra de 200€ al mes, que puede marcar la diferencia sin ninguna duda.

Eso es lo mejor de la independencia financiera, que no hace falta alcanzarla para notar un cambio en tu vida y en tu situación económica.

No es como el salto de altura, dónde o superas la barra o no la superas. Es como el salto de longitud, donde seguro que si entrenas y te preocupas por ello cada día llegarás más lejos.

 

Responsable: Marc Frau Suau - Finalidad: Enviarte información de interés y mi newsletter - Legitimación: Tu consentimiento - Destinatarios: Tus datos los guarda ActiveCampaign, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. - Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Simplemente pregúntame.

¿Quieres invertir tu dinero pero no sabes cómo empezar?

Te REGALO un minicurso de 5 Lecciones

Qué puedes conseguir invirtiendo

Cómo invierto yo y qué te aconsejo a ti

Cuánto puedes ganar

2 Factores a tener en cuenta si o si

La forma más fácil de empezar