Los fondos de inversión son mi opción preferida cuando se trata de invertir mi dinero.

Hay muchos tipos de fondos de inversión, y en este artículo hablaré de los fondos de inversión garantizados.

Si quieres invertir tu dinero sin arriesgar, este tipo de fondos puede ser una buena opción para ti.

En el artículo te contaré qué son exactamente los fondos de inversión garantizados y qué tipos existen.

Además, te hablaré de la rentabilidad que puedes esperar si decides invertir tu dinero en estos productos y cuáles son tus mejores opciones.

fondos de inversion garantizados

 

Qué son los fondos de inversión garantizados

 

Los fondos de inversión garantizados son un vehículo de inversión que aseguran el capital inicial que decidas invertir, aunque solo a vencimiento.

Es decir, se establece una fecha de vencimiento del fondo, y si mantienes tu dinero invertido hasta ese día tienes la garantía de que no podrás perder ni un euro.

En este sentido, vienen a ser más como un depósito bancario que como un fondo de inversión tradicional.

Algunos de estos fondos, además, te aseguraran un cierto rendimiento sobre tu inversión inicial, mientras que otros no te asegurarán nada.

➤ Un ejemplo de fondo garantizado sería el Ibercaja 2026, un fondo de inversión garantizado de renta fija a 7 años y medio que empezó el 22 de enero de 2019 y que garantiza a vencimiento, el 3/8/2026, el 106,50% del capital invertido inicialmente (una TAE del 0,84%).

Como ves, básicamente viene a ser un depósito bancario, ya que la rentabilidad anual es menor al 1%, una cifra muy muy baja.

Los tipos de interés ahora mismo, en 2019, son muy bajos, y por ello la rentabilidad que aseguran estos fondos es tan baja.

Eso si, es un producto muy seguro, ya que si mantienes tu dinero en el fondo hasta la fecha de vencimiento te aseguras recuperar toda tu inversión más esa pequeña rentabilidad extra.

La pregunta es, ¿será suficiente para superar la inflación?

Como te cuenta este artículo, los depósitos bancarios son más arriesgados de lo que parece.

 

Qué tipos de fondos de inversión garantizados existen

 

Existen principalmente dos tipos de fondos de inversión garantizados.

 

Fondos de inversión garantizados a rendimiento fijo

Estos productos aseguran todo tu capital inicial y además te aseguran una rentabilidad fija.

Un ejemplo de este producto sería el mencionado anteriormente, que garantizaba un 0,84% TAE además de la inversión inicial.

 

Fondos a rendimiento variable

Este tipo de fondos asegura solo la inversión inicial, y en ocasiones también ofrece una rentabilidad vinculada al comportamiento de diferentes activos financieros o índices bursátiles de renta variable.

➤ Un ejemplo de este tipo de fondos podría ser el Rural Bolsa 2027, que garantiza la inversión inicial más la revalorización media mensual del Ibex entre diciembre del 2018 y abril del 2027. Este fondo, por ejemplo, tiene 8 ventanas de liquidez en las que puedes recuperar tu dinero sin pagar la comisión de reembolso del 3% que tiene.

Este tipo de fondos son bastante más complejos, ya que la rentabilidad final es una incógnita que dependerá de como se comporte el IBEX, en este caso.

Hay muchos fondos garantizados a rendimiento variable, y cada uno tiene unas condiciones totalmente diferentes.

En cualquiera de los dos tipos de fondos el inversor debe estar pendiente de la fecha de vencimiento.

Cuando ésta se alcanza lo habitual es que el fondo establezca una nueva fecha de vencimiento y que incluso cambio de condiciones, por lo que el inversor deberá decidir si seguir en el fondo o salir de él.

¿Y qué es mejor, invertir en fondos de inversión o en acciones?

 

Cuál es la rentabilidad de los fondos garantizados

 

rentabilidad fondos de inversión garantizados

La rentabilidad de los fondos de inversión garantizados es muy variable, y depende sobre todo del tipo que escojas.

Actualmente, los fondos a rendimiento fijo dan como mucho un 1% TAE, una rentabilidad insignificante.

No creo que tenga sentido invertir tu dinero en este tipo de fondos, ya que te aseguran tu capital inicial pero solo a vencimiento, y la rentabilidad es muy baja.

Si lo que buscas para tu dinero es algo totalmente seguro con lo que no perder dinero, creo que tienes opciones mucho mejores.

Los fondos a rendimiento variable pueden dar más, siempre dependiendo de como se comporte el activo al que estén vinculados.

De todas formas, en el mejor de los casos la rentabilidad será peor que la que obtendrías si invirtieras tu mismo en esos activos.

En mi opinión, los fondos de inversión garantizados no son la mejor opción si quieres invertir tu dinero a largo plazo, sea cual sea tu perfil inversor.

En mi caso, sin duda te recomendaría que invirtieras a través de un gestor automatizado.

➤ ➤ Mi favorito, y en el que tengo mi propio dinero, es Indexa Capital.

Así podrás tener una cartera de fondos de inversión diversificada y con unas comisiones mucho menores que las de los fondos garantizados.

A largo plazo, sin duda, tu rentabilidad será mucho mayor si inviertes en fondos de inversión no garantizados, y el riesgo no será mucho mayor.

Piénsalo.

Si el banco te garantiza tu dinero, e incluso te ofrece rentabilidad extra, es porque ellos tienen claro que al plazo que te ofrecen esa inversión su rentabilidad será muy superior a la que te den a ti.

Invertir en fondos de inversión a largo plazo es algo bastante seguro, sobretodo si tienes clara tu estrategia de inversión.

Por ello, los fondos de inversión garantizados no me parecen productos muy recomendables.

 

Responsable: Marc Frau Suau - Finalidad: Enviarte información de interés y mi newsletter - Legitimación: Tu consentimiento - Destinatarios: Tus datos los guarda ActiveCampaign, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. - Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Simplemente pregúntame.

¿Quieres invertir tu dinero pero no sabes cómo empezar?

Te REGALO un minicurso de 5 Lecciones

Qué puedes conseguir invirtiendo

Cómo invierto yo y qué te aconsejo a ti

Cuánto puedes ganar

2 Factores a tener en cuenta si o si

La forma más fácil de empezar