Interés-Compuesto

En el artículo de hoy veremos qué es el interés compuesto y los increíbles resultados que se obtienen cuando se aplica a tu dinero, viendo que no es nada descabellado pensar que gracias a algo tan simple puedas hacerte hasta rico.

¿Qué es el interés compuesto?

Como puedes ver en la viñeta, según Einstein, el interés compuesto es la fuerza más poderosa de la galaxia, por lo que sin duda es algo a estudiar y tener en cuenta.

El interés compuesto representa los intereses que se acumulan sobre el dinero durante un determinado periodo y su principal característica es que al final de cada año los intereses generados se unen a la cantidad inicial, generando a su vez intereses al año siguiente. Ésta principal característica es lo que diferencia al interés compuesto del interés simple, en el que los intereses generados no se unen a la cantidad inicial, por lo que no generan intereses en los años siguientes.

El interés compuesto se puede calcular con una fórmula muy fácil de aplicar, pero no vamos a ponernos a hacer cálculos, sino que vamos a ver directamente un ejemplo sencillo en el que se aprecie la magia del interés compuesto aplicado al dinero.

Interés compuesto vs. interés simple

A continuación vemos una simulación de como se comportaría un depósito de 50.000€ al cabo de 25 años y con un interés anual del 5% (bastante asequible si se invierte en bolsa) tanto si se aplica el interés compuesto (izquierda) o el interés simple (derecha).

Interés-Compuesto-Interés-Simple

En la tabla se aprecia que el interés compuesto se empieza a notar a medida que pasan los años, ya que por ejemplo en el año 10 la diferencia entre el saldo final es solo de 8.000€, mientras que a los 25 años la diferencia es de más de 60.000€, suponiendo el interés compuesto una rentabilidad total sobre el dinero de un 255% y el interés simple un 130%, una diferencia abismal causada simplemente por la reinversión de los intereses.

Para ver la magia del interés compuesto de una manera mucho más sencilla, veamos la simulación a más largo plazo y con el mismo interés del 5% en forma de gráfica, mucho más visual.

Interés-Compuesto-Interés-Simple-Gráfico

Comparando la tabla con la gráfica queda claro que el interés compuesto implica una diferencia mucho mayor a medida que aumenta el tiempo de inversión. Por supuesto invertir dinero a un plazo de 60 años es prácticamente imposible (a no ser que se cumpla el argumento de In time), pero queda patente que si se invierte a largo plazo es de suma importancia reinvertir los intereses para aplicar el interés compuesto.

 

Empieza a aplicar el interés compuesto con 250€ Sin Riesgo

Bankinter te ofrece un 5% TAE durante un año si te abres una cuenta con ellos, sin absolutamente ninguna comisión.

El máximo es 5.000€, por lo que puedes llevarte 250€ en un año sin ningún riesgo.

Conclusiones

Da igual que inviertas en bolsa, en oro o que tengas el dinero en cuentas remuneradas, el interés compuesto puede ayudarte siempre. Si tienes el dinero en algún tipo de producto que dé rentas periódicas y dudas entre reinvertirlas o gastarlas, mi consejo sin duda es que las reinviertas y dejes que el interés compuesto actúe y haga que tu dinero crezca como la linea azul de la gráfica anterior y no como la roja.

Soy un firme defensor de invertir en bolsa a largo plazo ya que considero que es la opción más rentable, y el secreto de esa rentabilidad es sin duda el interés compuesto, como hemos visto en este artículo.

En la simulación no tengo en cuenta la inflación para simplificar, pero tampoco tengo en cuenta que a medida que pasan los años se gana dinero trabajando y se puede aumentar el capital añadiendo dinero propio y haciendo crecer la bola de nieve mucho más rápido. Si tienes tiempo por delante y aplicas el interés compuesto, puedes hacer crecer tu dinero de forma increíble y hacerte rico sin trabajar día y noche por ello.

Para ver el efecto del interés compuesto de manera rápida y simpática os dejo un fragmento de 30 segundos en el que fry de futurama descubre que es millonario gracias a los intereses que ha acumulado en el banco durante 1.000 años (por desgracia, el vídeo se ve bastante mal, pero sirve perfectamente como ejemplo) 😀

¿Estás de acuerdo con Einstein? Coméntalo 😉

Si te ha parecido un estudio interesante, te pido que me hagas el favor de compartirlo en tus redes sociales con los botones de abajo 😀