ETFs

Como comenté en el artículo sobre las opciones disponibles a la hora de invertir en bolsa, que es mi opción de inversión preferida, existen unos productos llamados ETFs a través de los cuales se puede invertir dinero. En mi opinión, los ETFs son una opción de inversión muy válida y son especialmente recomendados para gente con pocos conocimientos en el tema.

En este artículo veremos que son los ETFs y cuáles son sus ventajas y desventajas para que seas tú el que tome una decisión una vez tengas toda la información.

Iba a comentar también los tipos de ETFs que hay, las características que deben cumplir para ser una buena opción y a recomendar los que en mi opinión son más adecuados para los inversores medios, ya que hay muchísimos diferentes y algunos están muy bien y algunos muy mal, pero para que no salga un post excesivamente largo lo dejaré para otro artículo que publicaré en unos días.

¿Qué son los ETFs?

ETF son las siglas de Exchange Traded Fund (fondo cotizado). Los ETFs, por tanto, son fondos de inversión que cotizan en bolsa como si fuera acciones y que se pueden comprar y vender durante toda la sesión (algo así como una mezcla entre acciones y fondos de inversión).

El objetivo de los ETFs es replicar algún índice bursátil (IBEX, Eurostox…), índice de renta fija, de materias primas,etc, por lo que con una sola compra copias todo un índice entero, ofreciendo una gran diversificación por muy poco dinero y de manera muy sencilla.

Ventajas de los ETFs

  • Diversificación. Como ya he comentado, al comprar un ETF “compras” un índice bursátil entero, por lo que si eliges un ETF que replique el IBEX 35 compras acciones de 35 empresas de un plumazo, obteniendo una espectacular diversificación de manera automática. Por otra parte, los ETFs también permiten invertir en países desconocidos o emergentes de una manera muy sencilla, por lo que permiten diversificar también de manera geográfica.
  • Bajas comisiones. A pesar de ser muy parecidos a fondos de inversión, los ETFs cobran muy bajas comisiones, hasta pudiéndose encontrar ETFs que cobren un irrisorio 0,10% anual sobre tu dinero (los fondos cobran fácilmente un 1-2%).
  • Son muy fáciles de adquirir. Hay muchísimos ETFs diferentes y la mayoría se pueden comprar desde tu banco de toda la vida. Es tan fácil comprar ETFs como acciones o fondos de inversión. Eso si, antes de comprar siempre hay que estar seguros de la comisión que se lleva el broker, ya que bancos como el Santander o la Caixa cobran mucho más que bancos como ING.
  • No hay cantidad mínima de inversión. Algunos fondos requieren un mínimo de dinero a invertir, no como los ETFs.
  • El genio de la inversión Warren Buffet ha dejado claro muchas veces que recomienda a su mujer invertir todo su dinero en ETFs cuando el muera, por su sencillez y rentabilidad.

Desventajas de los ETFs

Aunque los ETFs sean una muy buena opción, no pueden ser todo ventajas 😛

  • La diversificación tiene un precio. Comprar todo el índice deseado tiene un precio, y es que se compran las empresas buenas y las malas. Si compras acciones de manera individual puedes elegir exactamente donde poner tu dinero, mientras que si adquieres un ETF solo puedes elegir el índice y te comerás algunas empresas que no te gusten.
  • Tributan como las acciones. Los fondos de inversión tienen una ventaja fiscal, y es que pueden rotarse sin pagar impuestos. Los ETFs, en cambio, tienen el mismo tratamiento que las acciones, por lo que si vendes tendrás que pagar impuestos sobre las plusvalías.
  • Dependen de una empresa. Si compras acciones, éstas serán tuyas y estarán a tu nombre (si son nominativas, que hay de todo…), pero un ETF es realmente un producto financiero que gestiona una empresa. Hay ETFs de muchos tipos y los hay que ni siquiera tienen las acciones que replican, por lo que hay que ir con cuidado. Todo esto lo veremos en la segunda parte del post que ya he comentado.

Conclusión

Como todo, los ETFs tienen sus ventajas y sus inconvenientes, pero en mi opinión si te interesa invertir en bolsa y no tienes ni conocimientos ni ganas de adquirirlos, son un muy buen producto para ti. Si tuviera que recomendar a algún familiar donde invertir, le aconsejaría invertir en un ETF, por lo que no lo digo por decir 🙂

Como siempre, antes de invertir dinero ganado con sudor y tiempo es altamente recomendable informarse bien de todas las opciones disponibles y de todo lo que pueda pasar, por lo que lo más importante con diferencia es no hacer nada sin saber porque se hace 😀

¿Qué te parecen los ETFs? Coméntalo 😉

Si te ha gustado el artículo, por favor compártelo con tus amigos en las redes sociales para difundirlo. Puedes clicar el botón de Facebook, twitter o google+ abajo. Gracias por tu ayuda.