lograr la independencia financiera

Hola a todos 🙂 Estoy preparando otro libro, uno que será sobretodo una recopilación de cosas que ya han salido o que irán saliendo en un futuro por el blog, y aunque no sé cuando lo tendré listo será sobre cómo lograr la independencia financiera, combinando las entrevistas realizadas a gente que ya es IF y dando algunas claves para alcanzarla.

Mi objetivo al ir poniendo trozos del libro en el blog es que podáis leer todo lo que intento ofrecer con el libro de forma gratuita, y que solo tengáis que comprar el libro si os apetece tenerlo y colaborar con el blog.

En este artículo comentaré una de las primeras claves para lograr la independencia financiera, buscar tu motivación.

Tener una motivación clara es esencial para alcanzar la Independencia Financiera. Clic para tuitear

Alcanzar la independencia financiera es algo al alcance de cualquiera, todos podemos conseguirlo, pero no es algo fácil de lograr.

Muchas veces el 1 de Enero nos proponemos dejar de fumar, empezar la dieta, ir al gimnasio de forma regular, etc. y la mayor parte de las veces esas proposiciones ya se nos han olvidado el 1 de Febrero.

El camino para lograr la independencia financiera es algo mucho más largo y difícil que cualquiera de las proposiciones de año nuevo comentadas, por lo que para conseguir alcanzarla hay algo imprescindible que todos debemos tener, una clara motivación.

Algunos de los entrevistados querían dedicarse a viajar por el mundo y no tenían tiempo, otros querían poder disfrutar de su tiempo haciendo lo que quisieran y tener más libertad, mientras que otros simplemente querían no tener que soportar a un jefe diciéndoles que hacer constantemente. Todos tenían algo en común, tenían claro el  motivo por el que buscaban la independencia financiera.

Personalmente, mi motivación es no tener que trabajar y poder hacer lo que quiera con mi tiempo. Cada día cuando suena el despertador deseo que fuera fin de semana para no tener que ir a trabajar y simplemente poder quedarme en la cama un rato más, desayunar tranquilamente, pasar tiempo en familia y hacer cosas que realmente me apetezcan.

Sé que si no hago algo para cambiarlo tendré esa sensación hasta el día de la jubilación, que al ritmo que vamos puede ser perfectamente a los 70 años, y eso es algo que no quiero para mi futuro. No quiero ser un esclavo del sistema y del trabajo durante 40 o 50 años, y ese es el motivo por el cual persigo la independencia financiera.

Poderse jubilar a los 40 o a los 50 años no está al alcance de todos porque muchos no son lo suficientemente constantes como para ello, pero puede conseguirse siendo constante y siguiendo un camino marcado sin desviarse de él. Cada mañana el despertador me recuerda mi motivación y me hace seguir el camino, ya que sé que será la única manera de poder disponer de todo mi tiempo para hacer con él lo que quiera.

Si no encuentras tu motivación te será difícil ahorrar e invertir durante 10, 20 o 30 años y tener la paciencia suficiente como para seguir tu estrategia sin desviarte, ya que no tendrás un claro objetivo.

¿No sabes por dónde empezar con esto de la independencia financiera?

Empieza Aquí

Aquí tienes algunas preguntas que pueden ayudarte a ver si realmente deseas alcanzar la independencia financiera:

¿Qué te gustaría hacer si tuvieras más tiempo libre?

¿Te haría feliz que tu jefe te diera un mes extra de vacaciones pagadas?

¿Si no necesitaras el dinero, seguirías trabajando igual que ahora?