Vamos con la sexta clave para alcanzar la libertad financiera.

Hay una expresión que usó por primera vez el autor Robert Kiyosaki que define perfectamente lo que quiero expresar en este apartado, “La carrera de la rata”.

Veamos un sencillo ejemplo, sacado de Inversión y gestión del dinero al alcance de todos, para ilustrar que es la carrera de la rata.

Miguel tiene 23 años y acaba de terminar la carrera y encontrar su primer trabajo, en el que le pagarán 1200€ al mes. Para celebrar el primer sueldo se compra su primer coche, para el que pide un préstamo. Aparte, debido al alquiler y algún capricho que otro, no puede ahorrar nada del sueldo.

Pasan los años, y Miguel, con 26 años, ya cobra 2000€ debido a una serie de ascensos. A pesar de que Miguel vivía antes con 1200€, ahora no ahorra esos 800€ que cobra de más, ya que vive solo en lugar de vivir en compañía, y va a cenar a restaurantes más caros que antes, por lo que sigue sin poder ahorrar nada.

Con 28 años, Miguel y su pareja, Ana, deciden casarse e irse a vivir juntos, juntando así sus dos sueldos y cobrando 4000€ al mes. Como ya están pensando en tener hijos, compran una casa con 3 habitaciones y bien ubicada, por la que piden una hipoteca a muchísimos años, ya que no tienen nada ahorrado de lo trabajado hasta ahora. Entre la hipoteca, el préstamo del nuevo coche familiar que han tenido que comprar, los viajes y otros caprichos los 4000€ se quedan en nada y se van volando, por lo que siguen sin poder ahorrar.

Ahora ya con dos hijos y 35 años, Miguel y Ana cobran ya 6000€ al mes entre los dos, una cifra bastante elevada teniendo en cuenta como están las cosas. El problema es que, entre la hipoteca, el préstamo del coche, el colegio privado de los niños y el resto de lujos que ahora pueden permitirse gracias a ese elevado sueldo, siguen sin poder ahorrar nada. Tras más de 10 años trabajando, no sólo no tienen nada ahorrado, sino que deben mucho dinero al banco debido a la casa y el coche.

Miguel y Ana han ido aumentando su nivel de vida acorde a sus subidas de sueldo y ya no pueden parar de trabajar, ya que sino no podrán pagar ninguno de todos sus gastos mensuales. Así, Miguel y Ana siguen trabajando hasta los 67, cuando por fin tienen la casa terminada de pagar y además pueden jubilarse, por fin. Tras una vida entera trabajada, Miguel y Ana no tienen prácticamente dinero ahorrado, solo tienen su casa y su pensión.

La duda queda en sí tendrán pensión al jubilarse. Si pasados todos los años de gasto la estafa de las pensiones ya ha explotado, Miguel y Ana bien podrían encontrarse sin casi ahorros y con una pensión tan baja que no les permita ni jubilarse, teniendo que conseguir mini-jobs para llegar a fin de mes hasta que ya no les queden fuerzas para trabajar más.

Resumiendo, la carrera de la rata representa la manera de vivir que tiene gran parte de la sociedad actual, gastando todo lo que se gana y aumentando el nivel de gasto cada vez que aumenta el nivel de ingresos.

Vivimos endeudados para comprar cosas que estaremos años pagando, haciendo imposible que alguien que tiene 30 años pueda plantearse dejar de trabajar antes de la edad marcada por el Estado.

Hay algunos gastos inevitables que todos debemos poder pagar, como la vivienda, el transporte y la comida, por lo que es normal que alguien que está empezando a trabajar y cobra poco no pueda ahorrar mucho.

Lo que no debes hacer es aumentar tu nivel de vida a medida que aumentan tus ingresos, que es algo que hace la mayor parte de la gente y que imposibilita ahorrar durante toda la vida.

Ganar más dinero, ya sea debido a un aumento o a otros motivos, no justifica empezar a gastar más dinero.

Aunque tus ingresos suban no compres un coche más caro, un móvil más caro o una casa más cara, ya que así no tendrás dinero nunca.

Si cobras 1.500€ al mes y eres capaz de vivir bien con 1.200€ al mes puedes ahorrar 300€, un 20% del sueldo, que está muy bien.

Si un día sube tu sueldo a 2.000€ al mes no subas tus gastos hasta 1.600€ siguiendo con ese 20% de ahorro, sigue viviendo con los 1.200€ de antes y pasa a ahorrar 800€ al mes, suponiendo un 40% del sueldo.

Si quieres alcanzar la independencia financiera sal de la carrera de la rata, deja de aumentar tus gastos solo porque suban tus ingresos.

Hay una cita de la película El club de la lucha que resume perfectamente la carrera de la rata:

“La publicidad nos hace desear coches y ropa; tenemos trabajos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos”.

Tenemos trabajos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos.

Deja de comprar cosas que no necesites y podrás dejar de trabajar en algo que no te guste.